WhatsApp-Image-2018-05-07-at-14.56.41-1200x900.jpeg

Uno de los servicios que ofrecemos en DLC es el de las grúas portacoches. Se trata de un servicio que muchos de nuestros clientes nos solicitan cuando sus vehículos no arrancan y necesitan ayuda. Hoy te contamos todo sobre su funcionamiento:

Qué son las grúas portacoches y para qué sirven

¿Alguna vez te has preguntado qué son las grúas portacoches? Como bien indica su nombre, son unas grúas que permiten transportar tu coche hacia otro lugar. En este caso, si se trata de una avería, hacia el taller para poder resolverla.

Uno nunca sabe cuando va a sufrir un accidente o una avería en la carretera. Aunque siempre recomendamos ir al taller antes de emprender un viaje largo, lo cierto es que en cualquier momento se puede estropear cualquier cosa.

Es por ello, por lo que es fundamental saber que existe este servicio de grúas portacoches, porque te pueden llevar el coche al taller para arreglarlo y que puedas seguir tu ruta con total normalidad. Para que no tengas que perder tiempo ni molestarte en ver cómo llevarlo.

Gracias a este servicio, no tendrás que preguntarte qué hacer si se produce esa situación. Solo tendrás que llamar a una empresa que lo ofrezca y listo. Por ejemplo, en DLC es uno de nuestros servicios estrella, al igual que el transporte de vehículos.

¿Por qué nosotros?

En DLC contamos con nada más y nada menos que con una flota de 87 vehículos portacoches de última generación que están repartidos por todo el territorio nacional. ¿Qué quiere decir esto? Que podrás llamarnos en cuando lo necesites que tenemos los medios necesarios para acudir a ofrecerte este servicio.

Así que si quieres contratar nuestro servicio de grúas portacoches, no olvides que lo tenemos a tu disposición siempre que lo necesites. Lo último en tecnología para que puedas disfrutar de la comodidad y tranquilidad que supone, sin que tengas que preocuparte por nada más.

Por tanto, ahora que conoces qué son y para qué sirven las grúas portacoches, solo queda que nos llames si necesites de este servicio. ¡Estamos aquí para ayudarte y atenderte siempre que lo necesites!

 


Coche_DLc.jpg

En Transdelachica nos importa tu seguridad al volante y no queremos que compres cualquier coche. Porque es una realidad que comprar un vehículo de segunda mano puede ser algo arriesgado, sobre todo si no conocemos el historial del coche o es de dudosa procedencia. Pero para ayudarte, vamos a contarte cómo verificar un vehículo usado.

Verificar vehículo usado: ¿cómo hacerlo?

Comprarlo directamente en un taller te da una seguridad y unas garantías mayores, por lo que es la opción que más te recomendamos considerar. No obstante, con eso no es suficiente, porque debes revisarlo completamente, ¡ya que un coche de segunda mano no se compra todos los días! Estos son los puntos que te recomendamos comprobar:

  • Mira bien el exterior del automóvil: comprueba si el coche tiene golpes o arañazos visibles, porque te servirán para re-negociar el precio.
  • Busca alguna asimetría en la carrocería: revisa bien si cada cosa está en su sitio: el faro, el parachoques, etc. ¿Por qué? Por si se ha producido un accidente y lo han reparado.
  • Conduce el coche: es importante que conduzcas el coche que vas a comprar antes de hacerlo, porque te permitirá saber si de verdad te sientes cómodo al volante, si tiene la potencia suficiente, etc. Y también de cara a detectar cualquier otro problema.
  • Prueba los frenos: en el momento de probar el coche, no te olvides de probar que funcionan bien los frenos. Lo mismo para el caso del acelerador y embrague, porque es importante detectar si tiene algún problema antes de comprarlo, dado que no son arreglos precisamente económicos.
  • Comprueba el número de kilómetros: revisa el contador de kilómetros para hacerte una idea del tiempo de vida útil que le queda al vehículo.
  • Revisa la parte de la electrónica: en el caso de que el coche tenga electrónica, asegúrate de que todo funciona como debe.
  • Examina bien los interiores del vehículo: si hay partes desgastadas o incluso rotas podrás usarlo como moneda de cambio para bajar el precio. Mira también bien la parte del maletero, que no haya fugas.
  • Asegúrate de que tiene las herramientas que trae de serie: el gato, la llave de ruedas, destornillador, tuerca antirrobo…

También es importante que preguntes si el coche ha tenido algún accidente o avería grave, para hacerte una idea de lo que estás comprando. Es fundamental que lo sepas, porque comprobando todo esto habrás hecho una compra redonda.

 


Llámeme ahora
+
Llámeme
Abrir chat
Powered by